Rafael Caldera

Rafael Antonio Caldera Rodríguez (el 24 de enero de 1916 – el 24 de diciembre de 2009) era el presidente de Venezuela a partir de 1969 hasta 1974 y otra vez a partir de 1994 hasta 1999.

La caldera enseñó la sociología y la ley en varias universidades antes de entrar en la política. Era un miembro fundador de COPEI, el Partido Democrático Cristiano de Venezuela. Primero se presentó como candidato presidencial sin éxito en 1947 e intentó otra vez cada vez era posible hasta la finalmente sucesión en 1968, ganando con unos 33,000 votos relativamente escasos contra un partido de Acción Democrática recientemente dividido. Cuando se juró en la oficina en 1969, marcó la primera transferencia pacífica del poder de un partido al otro en la historia de Venezuela. Durante su primera presidencia, la Caldera era capaz de pacificar el país por la concesión de una amnistía que permitió a luchadores guerrilleros, que habían estado actuando clandestinamente durante casi una década, para incorporar de nuevo en la sociedad y participar en la política.

En 1993, hendidura de la Caldera de COPEI, el partido había fundado, para formar un nuevo partido político, Convergencia, que, apoyado por una coalición de muchos pequeños partidos izquierdistas: (MAS, miembro del Parlamento Europeo, PCV) así como algunos partidos centro derechos (URD, MINUTO), levantó la Caldera a la presidencia en el diciembre de 1993. Esto era un golpe mortal a los partidos tradicionales que, leaderless y desmoralizó, recogió pocos votos en la elección. Ganó una victoria muy estrecha en las elecciones presidenciales de ese año. Durante su segundo período presidencial, perdonó a Hugo Chávez, que finalmente continuó a suceder a él en 1999.

Familia y educación

Rafael Caldera, nació en San Felipe, Yaracuy. Sus padres eran Tomás Rafael Caldera Izaguirre y Rosa Sofía Rodriguez Rivero. Quedado huérfano en una edad joven, fue adoptado por su tía Maria Eva Rodriguez Rivero, que se casó con el abogado Tomás Liscano y se hizo la parte de una familia Católica venezolana rica. Se casó con Alicia Pietri de Caldera (la nieta de Juan Pietri y primos hermanos con Arturo Uslar Pietri y Andres Boulton Pietri) en 1941 con quien tenía seis niños: Mireya, Juan José, Rafael Tomás, Alicia Helena, Cecilia y Andrés Antonio Caldera Pietri.

La caldera asistió a la escuela primaria en San Felipe 1921–1922, entró en la escuela de San Ignacio de la Sociedad de Jesús en Caracas 1923–1925, en 1926 devuelto a Yaracuy que estudia en escuela del Capellán Delgado y educación secundaria otra vez en Caracas (escuela de San Ignacio) 1927–1931, hizo sus estudios superiores en esta ciudad, en la universidad Central de Venezuela (UCV) 1931–1938, obtuvo un doctorado en la Facultad de Derecho y Ciencias políticas, más tarde era el profesor de sociología y ley en varias universidades incluso el UCV, donde era un líder estudiantil, que le tomó en el mundo político.

Debido a su educación, la Caldera era fluida en lenguas incluso francés, inglés, italiano, siendo algo fluida en alemán y portugués. La caldera también era un estudiante principal en el humanista del 19no siglo y el educador Andrés Bello y escribió libros múltiples sobre política, literatura y Democracia cristiana, y era un miembro de la Academia venezolana de la Lengua. Como tal, uno de sus logros es la aceptación de millardo ("el mil millones", 10) por la Academia española Real en 1995 como una alternativa a mil millones (en inglés: mil millones).

La caldera participó en círculos educativos y políticos, como la dirección del Instituto venezolano de derechos de Trabajo (1958–1966) y las presidencias de la Asociación venezolana de la Sociología (1958–1967), la Organización democrática cristiana de América Latina (1964–1968) y la Unión democrática cristiana Mundial (1967–1968).

Vida política

Fundación de varios partidos, y el principio de COPEI

La caldera era el secretario de la Juventud católica venezolana. En 1936 participó en la formación de la Unión Estudiantil Nacional, que el 1 de octubre de 1938 se hizo el partido político Acción Electoral. Este partido más tarde se combinó con el Movimiento de Acción nacional, legalizado el 2 de junio de 1942, que era uno de los grupos que formaron COPEI del partido cristiano social el 13 de enero de 1946, con la Caldera que se hace conocidos como un co-fundador del partido. La caldera estuvo de pie como el candidato del COPEI en las elecciones presidenciales de 1947, derrotadas por el candidato de Acción Democrática (AD), el escritor Rómulo Gallegos. Gallegos fue derrocado unos meses más tarde por una junta militar, encabezada por Carlos Delgado Chalbaud, que fue sucedido más tarde por la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Candidato presidencial

Después del derrocamiento de Pérez Jiménez y la constitución consiguiente de un gobierno provisional encabezado por Wolfgang Larrazábal en 1958, la Caldera se eligió al Procurador general de Venezuela, pero dejó esta posición, para participar en las Elecciones presidenciales de 1958, que fueron ganadas por Rómulo Betancourt de Acción Democrática. Sin embargo, la Caldera tenía mucha influencia como un líder en su partido político, que era la tercera fuerza política más fuerte en el país entonces. Juntos con Betancourt, Jóvito Villalba, líder y el fundador de Unión Republicana Democrática (URD), y otros líderes políticos, elaboró y firmó el Punto Pacto de Fijo, (nombrado por la casa de la Caldera, que era el sitio elegido por los líderes para firmar el documento). Los partidarios del pacto afirmaron que proporcionó la base de una coexistencia democrática que creería durante los próximos 40 años, poniendo las fundaciones para principios como elecciones libres y transparentes, respeto a resultados electorales, la conformación de frenos y contrapesos para las ramas del gobierno, con la representación de fuerzas políticas independientes y la aplicación de aquellos gobiernos de un Programa Mínimo Común que garantizó la viabilidad democrática y el desarrollo del país con el consenso interno debido.

La caldera era el candidato fracasado del COPEI por el presidente otra vez en 1963. Sin embargo, ganó las elecciones de 1968 y se tomó juramento como el presidente el 11 de marzo de 1969. Era la primera vez en los 139 años de Venezuela de la independencia que un gobierno actual pacíficamente rindió el poder con un miembro elegido de la oposición. Sin embargo, COPEI todavía tenía una minoría en la legislatura.

Primero llame como el presidente (1969–1974)

El primer gobierno de la caldera enfatizó el final de la doctrina de Betancourt, que negó el reconocimiento diplomático venezolano a cualquier régimen, derecho o se fue, que subió al poder con la fuerza armada. La caldera rompió el aislamiento de Venezuela con el resto de América Latina, reconoció los gobiernos militares de la región, e hizo una política en la defensa de los territorios insulares y el Golfo de Venezuela, y firmó el Protocolo de Puerto España con Guyana, que preocupó Guayana Esequiba. Las políticas económicas presidenciales eran notables por el refuerzo del poder de la asociación del empleador Fedecámaras, y el período de la crisis económica norteamericana, que también caracterizó el primer término de Richard Nixon, con precios del petróleo bajos, que hicieron que el crecimiento económico de Venezuela se estancara. La caldera también presidió por el período de la pacificación del país, haciendo un alto el fuego con los grupos armados abandonados, que se integraron entonces en la vida política y legalización del Partido comunista de Venezuela a pesar de la oposición de Acción Democrática.

Caldera también reformó la Constitución de 1961 para quitar una prohibición de la elección de la oficina pública para la gente que se había condenado a más de tres años en la prisión, que se había expresamente diseñado para descalificar políticamente al general Marcos Pérez Jiménez, por medio de su aplicación retroactiva. Caldera cerró el Colegio técnico Industrial permanentemente y la universidad Central de Venezuela durante dos años, debido a protestas estudiantiles contra su gobierno. El 9 de diciembre de 1970, Rafael Caldera creó al Grande Mariscal del Instituto Ayacucho de Estudios de Defensa más Altos Nacionales (IAEDEN), a adelante el desarrollo de una perspectiva de la seguridad del estado, y contribuir a la cultura de defensa de la nación.

Caldera, que levantó el impuesto sobre el alquiler a las compañías petroleras al 60 por ciento, inició la construcción de El Tablazo complejo petroquímico, en el estado de Zulia. También inauguró el Poliedro de Caracas, Universidad Simón Bolívar y el Hospital de Miguel Pérez Carreño en Caracas, y concluyó la demarcación de fronteras con Brasil. Rafael Caldera terminó su primer término como el presidente el 12 de marzo de 1974 y fue sustituido por Carlos Andrés Pérez, de Acción Democrática, que ganó las elecciones de 1973.

Pacificación de Venezuela

En 1969, el nuevo gobierno heredó un país con movimientos guerrilleros urbanos y rurales activos, las prohibiciones de dos partidos políticos importantes y muchos líderes políticos encarcelaron. Desde el principio de la presidencia de la Caldera, esta práctica se suspendió y las garantías constitucionales a partir de entonces se mantuvieron.

El gobierno se relató tener una actitud de pluralismo ideológico y diálogo a través del espectro político, firmó conversaciones con los grupos armados, legalizó a partidos izquierdistas y liberó a políticos encarcelados, exigiendo sólo que se queden dentro de la ley venezolana. Sin embargo, el 3 de octubre de 1970, la administración del presidente Rafael Caldera ordenó que la universidad Central de Venezuela (UCV) fuera asaltada por los militares y el Rector Jesús María Bianco se obligó a dimitir. La universidad se volvió a abrir en 1971 con un nuevo Rector y un nuevo plan para la renovación. Los medios se impidieron relatar demasiados detalles sobre los estudiantes que se masacraron durante la incursión.

Como el resultado de este esfuerzo de medios violentos, hacia el final de la presidencia de la Caldera, por primera vez en muchos años, ninguna organización política significativa en Venezuela planeó amenazar la clase dominante intentando tomar el control del gobierno por medios violentos. En las elecciones de 1973, los líderes de los viejos movimientos guerrilleros que no habían muerto o habían desaparecido y habían negociado con el d.-C.-COPEI consenso, se eligieron como senadores y autoridades.

Actividad política y dejando COPEI

La caldera esperó los diez años del período constitucional, de ninguna reelección inmediata, y estuvo de pie como un candidato otra vez en las Elecciones presidenciales de 1983 con el apoyo de COPEI y fue derrotada por Jaime Lusinchi de Acción Democrática. En 1987 puesto el nombramiento COPEI para las elecciones presidenciales de 1988, derrotadas por Eduardo Fernández. En 1993 decidió dejar COPEI y participó en las elecciones presidenciales del mismo año con su partido nuevo, conocido como la Convergencia Nacional, con el apoyo de grupos que habían sido sus opositores históricos, como los partidos abandonados PCV, MAS y miembro del Parlamento Europeo.

La caldera ganó su segundo término como el presidente en el febrero de 1994 – un triunfo con sus raíces en su discurso en el Congreso Nacional el 4 de febrero de 1992, la fecha del primer golpe de estado contra el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez. Su apoyo tácito a Caracazo en 1989, las tentativas del golpe de 1992, y la oposición a las reformas económicas neoliberal perseguidas por Pérez en su segundo término, marca el principio de la vuelta de la Caldera a la presidencia para un segundo término. La caldera ganada con aproximadamente el 30% de los votos, seguidos muy estrechamente de otros tres candidatos, pero el precio de abstención era el 39.84%.

Segundo término como presidente (1994–1999)

En su segunda presidencia, la Caldera incluyó a políticos de otros orígenes políticos que apoyaron a su candidatura en su gabinete, como algunos representantes del partido MAS, Teodoro Petkoff en el Ministerio de la Central de Coordinación y Planificación, y Pompeyo Márquez en el Ministerio Fronterizo, así como algunos independientes en otros ministerios. En cualquier caso el apoyo del MAS y otros partidos era fundamental para aprobar algunas leyes en el Congreso Nacional en sus primeros años del gobierno, debido a su propio partido que tiene pocos asientos en el Congreso. El 18 de diciembre de 1994 inauguró Plaza Venezuela – la sección de El Valle del Metro de Caracas que había sido iniciado por gobiernos anteriores. En 1996, recibió al Papa John Paul II en su segunda visita a Venezuela, cuando bendijo a los presos de la Prisión Catia, en el lado de Oeste de Caracas (Después de que esta visita, el edificio se demolió). El 12 de octubre de 1997 recibió Estados Unidos. El presidente Bill Clinton, en noviembre de la misma Isla del año De margarita recibió la Séptima Conferencia Ibero-americana. En el junio de 1998, la reunión Inaugural de la XXVIII Asamblea general de la Organización de los Estados Americanos se sostuvo en Caracas.

Crisis económica

En el primer año de su segunda presidencia, la Caldera era enfrentante con una crisis financiera principal (crisis bancaria venezolana de 1994) que comenzó con el fracaso de Banco Latino durante la presidencia interpretadora de Ramón José Velásquez, siguió con el fracaso de más de diez bancos y culminó con la pérdida de depósitos. La ayuda financiera necesaria concedida por el gobierno a los bancos redujo gastos del gobierno en otras áreas, afectación de miles de personas y creación de un desequilibrio serio en la economía venezolana.

La confianza y la credibilidad de venezolanos y extranjeros en las instituciones financieras se afectaron seriamente. Más de setenta mil pequeñas empresas y medias quebraron, fundamentalmente debido al régimen del tipo de cambio impuesto por el gobierno, que hizo difícil obtener el dinero para adquirir bienes intermedios. Los precios de la comida, ropa y transporte se elevaron sin el control, empobreciendo un mayor número de venezolanos.

La caldera también tuvo que manejar una espiral inflacionaria vertiginosa y una reducción paralela de las reservas de Forex, empleados generosamente para el apoyo del bolívar delante del dólar. El 27 de junio, anunció la suspensión temporal de algunas garantías constitucionales, fundamentalmente relacionadas con la propiedad privada y la actividad económica libre, para permitir el control del mercado de cambios, el sistema bancario y precios por el estado. Las organizaciones financieras llevadas a la bancarrota por la apuración de depósitos y los afectados por prácticas especulativas fueron para ser ajustados por el estado. De hecho, el Banco central de Venezuela anunció la suspensión de toda su transacción en dólares. Estas medidas económicas fueron toleradas por los medios de comunicación y la comunidad internacional, pero no por la gente venezolana.

Aunque la Caldera prometiera durante su campaña aceptar nunca la ayuda del Fondo Monetario Internacional, su gobierno tuvo que rescindir el voto, debido a la crisis económica y dirección mala. El efecto de la práctica del intervencionista con la economía de Venezuela hizo que la Caldera anunciara el Orden del día Venezuela (Orden del día de Venezuela) programa, que prometió restaurar el saldo macroeconómico y golpear la inflación. Aplicó medidas marcadas por sus opositores como neoliberal, de acuerdo con las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional, al cual había resistido antes. El bolívar fue devaluado en el 70%, el régimen del tipo de cambio se impuso, los precios de combustible fueron aumentados en el 800%, los tipos de interés se liberalizaron, y el proceso de privatización se siguió. Su programa fue dado la bienvenida por el Fondo Monetario Internacional, pero no por el país. Las demostraciones y las perturbaciones entre la población eran frecuentes.

En 1997, una comisión tripartita, consistiendo en representantes de industriales, trabajadores y el Gobierno, asumió la reforma del régimen de ventajas sociales y la revisión profunda de la legislación laboral. La comisión tripartita creó un sistema de ventajas sociales que esperaron, entre otras cosas, el pago anual y cesar del rendimiento de trabajo, al mismo tiempo, cinco subsistemas de la seguridad social con el objetivo de mejorar la actividad del Gobierno, en la resolución de los problemas básicos de los trabajadores venezolanos.

También durante la segunda presidencia de la Caldera, el proceso de Apertura Petrolera comenzó con el objetivo de aumentar la participación del sector privado, nacional e internacional, en la operación, exploración y refinamiento de gas natural y de petróleo. La crisis del mercado de petróleo mundial negativamente influyó en este proceso.

Debido a diferencias con sus compañeros de la coalición como el MAS, la Caldera buscó el apoyo de d. C. en el Congreso. Unos d. C. miembros entraron en el gabinete Ministerial.

Amnistía a los participantes del golpe de 1992

En 1994 la Caldera realizó una promesa hecha durante la campaña presidencial y perdonó a las cifras militares implicadas en las tentativas del golpe de estado del venezolano de 1992. Muchos de éstos, una vez liberados, agruparon en el partido político MVR, bajo el mando de Hugo Chávez, que por último, después de varios años en el páramo político, ganó las elecciones presidenciales de 1998. Esa elección vio el fracaso completo de Acción Democrática y COPEI, que había alternado en el gobierno durante 35 años (a partir de 1959 hasta 1994), y que ahora perdió su influencia en la escena política venezolana.

Los años pasados y muerte

El 2 de febrero de 1999, Rafael Caldera concluyó su segundo término como el presidente y fue sucedido por Hugo Chávez. Aunque Caldera concediera la amnistía de Chávez y le liberara de la prisión (en el marzo de 1994), el nuevo presidente no le excluyó de la crítica en su discurso inaugural. Después de las elecciones parlamentarias del 30 de julio de 2000, la Convergencia Nacional permaneció con un representante solo en la nueva Asamblea Nacional unicameral hasta 2005.

Su mala salud causada por la enfermedad de Parkinson le obligó a retirarse de la política durante sus años pasados. Caldera murió a eso de las 2:00 el 24 de diciembre de 2009 a la edad de 93 años. Su hijo Andrés Caldera anunció la muerte, pero no especificó una causa. Su entierro era el 26 de diciembre de 2009, en Caracas. Se sepultó el mismo día.

Bibliografía

  • Rasgos Biográficos del prócer José Gabriel Álvarez de Lugo (1932)
  • Andrés Bello (1935)
  • Derecho del Trabajo (1939)
  • Idea de una sociología venezolana (1953)
  • Aspectos sociológicos de la cultura en Venezuela (1957)
  • El Bloque Latinoamericano (1961)
  • Moldes para la Fragua (1962)
  • El lenguaje como vinculo y la integración latinoamericana social (1967)
  • Especificidad de la Democracia Cristiana (1972)
  • La Casa de Bello (1973)
  • Temas de Sociología Venezolana (1973)
  • Cinco años de cambio (1974)
  • La Nacionalización del Petróleo (1975)
  • Reflexiones de la Rábida (1976)
  • Caracas, Londres, Santiago de Chile: las tres etapas de la vida de Bello (1981)
  • Parlamento Mundial: una voz latinoamericana (1984)
  • Bolívar Siempre (1987)
  • El pensamiento jurídico y de Andrés Bello social (1987)
  • Los causahabientes, de Carabobo Puntofijo (1999)

Trivialidades

  • La caldera era famosa de su peinado, y del uso de fijador.
  • Durante el primer gobierno de Rafael Caldera, la televisión se hizo una nueva manera de comunicarse. A través de Habla el Presidente, un programa de televisión, el jefe del estado venezolano informado sobre proyectos del gobierno y políticas.
  • En 1996, el astrólogo José Bernardo Gómez predijo la muerte de Caldera y afirmó que no terminaría su término. Fue detenido más tarde por el DISIP. Después de estos acontecimientos, Gómez decidió abandonar su carrera.
  • Durante su segunda presidencia, debido a su edad y discursos ininteligibles, la Caldera fue imitada por muchos cómicos venezolanos, uno de ellos Laureano Márquez.
  • Para 1967, Rafael Caldera tenía una altura de 5 pies 8 en (1.77 m) y un peso de 176.3 libras (80 kilogramos).

Véase también

Enlaces externos


Sistema de descubrimiento de intrusión de la red / Mark Seibert
Impress & Privacy